¿Qué es la Retinopatía Diabética?

retinopatia diabetica

Es conocido que la diabetes es una enfermedad capaz de afectar múltiples órganos y sistemas, especialmente aquellos con vasos sanguíneos delicados como son los riñones, corazón, extremidades inferiores, en este caso los ojos y específicamente la retina, que es la capa sensible a la luz ubicada internamente en el ojo, es especialmente sensible al daño vascular asociado a la diabetes produciendo múltiples manifestaciones y en último término perdida de función y varios grados de alteración de la visión.

¿Qué riesgo tengo como diabético de tener retinopatía?   

En términos generales cerca del 20 % de personas con diabetes sufrirán algún grado de retinopatía a lo largo de su vida, es preciso anotar que existe una clara relación entre el manejo de la diabetes y el desarrollo de retinopatía, es decir, mientras más óptimo sea el control de glucosa en sangre menos probabilidades existirán de desarrollar retinopatía, es por esto que es vital mantener controles periódicos muy estrictos con el médico de la diabetes, idóneamente endocrinólogo, diabetólogo o  internista.

Además del estricto control de la glucosa sanguínea, otros factores tienen incidencia, así, un correcto asesoramiento nutricional y la autoeducación continua en este tema será un factor decisivo en el alcance de objetivos terapéuticos, controlar los niveles de colesterol sanguíneos representan otro aspecto de control y en este mismo sentido el adecuado manejo de la tensión arterial representa un punto importante a no olvidar.

Además, a mayor tiempo de enfermedad más probabilidades de desarrollar retinopatía, por lo que, si desarrollas diabetes en edades tempranas, es decir aproximadamente antes de los 40 años mayores son los riesgos por lo que es mucho más importante ser mucho mas cuidadoso en el manejo de los factores de riesgo mencionados. Si existen antecedentes familiares de desarrollo de retinopatía diabética el riesgo es también mayor.

El embarazo en una mujer diabética la vuelve más propensa a tener retinopatía, por lo que se recomienda tener al menos controles trimestrales en el embarazo con tu oftalmólogo de confianza.   

¿Cómo se detecta la retinopatía diabética?

Es preciso recalcar que una buena parte de los casos los síntomas de retinopatía no se desarrollan a veces incluso hasta fases avanzadas de la enfermedad, por ello la prevención es la clave, diversas asociaciones médicas relacionadas a la diabetes establecen las siguientes pautas de controles preventivos con el médico oftalmólogo:

  • Todo paciente debe tener un control oftalmológico al momento del diagnóstico de la diabetes, y de ahí en adelante anualmente.
  • En pacientes con diabetes de nacimiento (tipo I), se debe iniciar controles oftalmológicos preventivos a los 5 años del diagnóstico de la enfermedad
  • Se deberán hacer controles más frecuentes si los hallazgos encontrados en el examen así lo requieren, esto será informado por tu oftalmólogo.

¿Cómo se hace el examen oftalmológico?

Para el examen se requieren gotas dilatadoras de la pupila, esto permite a tu oftalmólogo realizar la prueba de fondo de ojo, que estudia las características de la retina, es un examen indoloro y corto. Es posible que el efecto de las gotas dificulte moderadamente la visión cercana y en menor medida la lejana, esto efecto podría dura por aproximadamente 4 horas, es recomendable evitar después del examen trabajo visual cercano y conducir.   

¿Cómo afecta la diabetes la diabetes a los ojos?

Al inducir un mal funcionamiento de los vasos sanguíneos de la retina, estos están propensos a dilatarse, generar fugas, ocluirse, generación de nuevos vasos sanguíneos anormales, generar cicatrización y fibrosis que dañan los tejidos sanos. Esquemáticamente existen 3 formas de la enfermedad:

  • Fase no proliferativa: es la fase previa a la formación de nuevos vasos sanguíneos anómalos
  • Fase proliferativa: es la más grave, caracterizada por la formación de vasos sanguíneos anómalos y cicatrización anormal
  • Edema macular: representa la acumulación de liquido de fuga en la zona central de la retina, la mácula, puede presentarse en cualquiera de las 2 fases anteriores.

¿En que caso de tener retinopatía diabética, hay tratamiento?

Se ha establecido que en estos casos la prevención es clave, si la enfermedad se detecta en un estadio avanzado aun con el tratamiento adecuado existe un considerable de riesgo de pérdida visual, el escenario óptimo sería iniciar tratamiento antes del desarrollo de la fase proliferativa de la enfermedad, en este punto se ha demostrado que tratar mediante coagulación láser la retina reduce significativamente el desarrollo de retinopatía grave, se realiza en una o varias sesiones y una vez completada no necesita repetirse, se le asocian pocos efectos secundarios por lo que es altamente recomendable realizarlo cuando está indicado. En esta misma fase un tratamiento equivalente seria inyectar medicamentes especiales dentro de los ojos, llamados antiagiogénicos, tienen la capacidad de regresionar la formación de vasos sanguíneos anómalos, aunque tienen la desventaja de la pérdida de su efecto tiempo después por lo que en casos de difícil adherencia al tratamiento pueden no representar la mejor alternativa, la excepción es el edema macular en el que si son la primera línea de tratamiento.

En otros casos más graves existen algunos otros tipos de tratamiento como: 

  • Inyección de dispositivos de corticoides de liberación continua en los ojos
  • Vitrectomía: este tratamiento quirúrgico significa remover el líquido vitreo (da volumen al ojo), remover restos sanguíneos intraoculares, remover membranas cicatriciales, también se usa en caso de que la retina esta desprendida. Aunque es un recurso útil puede en algunos casos no ser capaz de reparar daños muy graves asociados a la retinopatía diabética, de aquí que la prevención es el elemento mas importante en estos casos. 
Abrir chat
Hola
¿En qué te puedo ayudar?